so.. hey

Definitivamente de los recuerdos se puede vivir.

La primera lección de vida importante que puedo decir “de eso aprendí, afronte la realidad, eso me ayudo a ser quien soy yo hoy en día”. Se trata de que la vida sigue, siempre sigue.

Mi primer golpe con la realidad digamos así, fue cuando tenia 14 años recién cumplidos la verdad es que no había pasado ni un mes de haber picado una rica torta de chocolate con mi mamá, papá y amiguitos del liceo cuando mi papa fallece un 13 de julio, fue un martes 13. Mi vida se desmorono en pedazos, sentí como mi corazón estallaba viendo la cara de mi prima pamela al darme la noticia, los gritos se hicieron parte de la situación porque claro yo sabia que mi papá tenia una cáncer terminal además también sabia desde muy niña que mi  papa moriría joven antes que mi mamá ( no me pregunten como sabia eso, simplemente lo sabia tal vez era un presentimiento de mi angel guardián) ahora bien, nada en la vida te llega a preparar para una  pérdida de algún padre, nada ni nadie te prepara para eso. Sentía un vació que me invadía todo el pecho y muchas veces no me dejaba respirar, un vació de dolor y tristeza. Pensaba en que iba a ser yo sin el, como seria mi vida? Decidí  imaginarme regresando del colegio y contarle solo a mi mama como me fue en el día, que mi papá ya no estaría pero yo lo único que quería en ese momento es que el ya no sufriera mas y si era necesario que no estuviera conmigo pues entonces estaba bien, yo no quería que mi papa siguiera en una enfermedad viéndolo desgastarse poco a poco. Me daba fuerzas internamente me repetía seguidamente que era lo mejor para el y eso es lo único que me importaba, no me importaba no tenerlo a mi lado, no me importaba ya no verlo llegar todos los días del trabajo con bolsas de pan, jamón. queso, jugo y algún dulce para mi aunque hasta el sol de hoy cuando estoy en mi cuarto o sala y mi mamá llega me da la impresión que es el llegando con sus bolsitas. Realmente nada de eso me importo, yo sabia a lo que me iba a enfrentar porque la ausencia de un padre no deja de doler en un día ni en dos sino en años, cuando te acostumbras que te falta un pedazito de tu alma que se fue porque era lo mejor para el y si me toca vivir con eso toda mi vida pues vale la pena porque se que donde esta el, esta feliz y mucho mas tranquilo.

Otra cosa, como dije nadie ni nada te prepara en la vida para tal dolor y tampoco nada ni nadie te ayuda a superar tal situación. En mi caso el viaje a caracas y margarita me ayudo a no pensar en el por momentos, a distraerme mas no a acostumbrarme a su ausencia, eso no dejaba de cambiar mi realidad porque la gente esta contigo por un tiempito, pero luego tu sola vives tu realidad yo fui quien se quedo sin papá, no fueron mis tios, ni mis amigas ni nadie mas. Fui yo sola fui la que se acostumbro a su realidad fui yo sola que se consolaba sola día tras días pensando y recordándolo. Que cada noche que me paraba a apagar la luz lo tenia que hacer yo sola porque ya no podía gritar “papaaaa ven a apargarme la luz” fui yo solita quien se fue suturando poco a poco esa herida en el alma, que claramente deja cicatriz. Pero eso me hizo mas fuerte y pensaba si yo puedo superar a mi papa que fue el hombre que mas me amo en la vida, no hay ningún webon que yo no pueda superar. Y déjenme decirles que ha sido asi.


Pero como siempre digo “la vida sigue” sieeempre sigue. Aprendí de eso, aprendí que así es la vida, que la vida no es perfecta que en la vida hay situaciones difíciles y triste que hay que aprender de ellas que no se pueden cambiar porque de eso tienes que aprender. Y pues si aprendí, aprendí a ser una niña huérfana sin papá pero eso no significaba que fuera menos que las demás porque muchas niñas a mi alrededor tenían a su papa pero yo sabia que a pesar de que mi papá ya no estaba conmigo físicamente yo seguía teniendo al mejor mejor papá del mundo, que nadie se comparaba con la seguridad que me hacia sentir el, que nadie en la vida a parte de mi mamá me va a amar como el lo hacia. Que las enseñanzas que luego aplique en mi vida si servían que soy mejor persona porque el me crió, porque tan solo con su manera de ser me enseño a ser una persona bondadosa y amable con todos. Que la mejor manera de agradecerle tanto amor es siendo una mejor persona no por complacer a los demás sino por mí, aprendí  lo que el le gustaba decir “inteligente” a lo que yo hoy en día le llamo “ser astuta” a saber como llevar la situación con mi mamá, con eso me refiero a tener mucha paciencia, tolerancia y aceptación con ella porque mi mamá a pesar de toda la vida que haya tenido siempre seguirá siendo mi mamá porque nadie en el mundo me ama ni me amara como ella lo hace.  Me siento bendecida por haber tenido un papá por 14 años, recuerdo haberle visto la cara muchas veces y en su mirada ver amor verdadero, orgullo y mucha admiración por mi. En mi vida me he sentido tan amada como lo sentía con mi papá, se notaba que ese hombre daría la vida por mi.

 Me enseño a tener vergüenza, jamás olvidare esa noche en la que yo quería dormir con ellos en su cama, por mi parte yo no dejaba de llorar y suplicarle a mi mama incluso llegue a sentir odio tipo “porque carriso no  me dejas dormir contigo, que mala es conmigo” era un mar de lagrimas y mi mamá jamás jamás llego a prestarle atención a mis llantos, mi papá me dijo “no vuelvas a hacer eso mas nunca en tu vida, por nadie. Párate y límpiate y aprende a no humillarte frente a nadie” Hoy en día no diré que soy la persona mas orgullosa del mundo de hecho no aprendí mi lección en ese momento porque tendría unos 9 años, fue ya adulta que decidí respetar la memoria de mi papá y decir “joder, mi papa estuviera decepcionado de mi”  entonces decidí ser una persona que si observo que vale la pena intentar recuperar las situación entonces bajo la guardia y pongo de mi parte pero también soy de las personas que después de intentar se desgasta y dice “ya no mas” porque es que hay una delgada línea entre pedir disculpa y  perder la vergüenza frente a otra persona. Cosa que aprendí a los golpes a los 21 años, pero bueno nadie determina cuando poner en practica lo que te enseñan o si? Fue  después de tantos años que estuve en una situación parecida a la de esa noche donde afortunadamente tuve a mi madrina para recordarme esa lección de mi padre a los 9 años. Luego con mucha fuerza puse en practica, porque  ya no estaba llorando por dormir una noche con mi mamá, estaba llorando por un hombre que no me quería. Si el estuviera leyendo eso se ofendería y dijera “claro que te amaba, me quería casar contigo” PERO, como alguien que no se quiere así mismo puede querer a otra persona? Y ese era su caso.

Aprendí que tenia que comenzar a valerme por mi misma, porque si bien es cierto tengo a mi mamá pero para ella también soy su apoyo. La relación de nosotras no es parecida a la que tenia con mi papa, en el sentía apoyo y tranquilidad.

Lo que mas me llena de orgullo y felicidad es que mi papá en sus últimos días el comentaba lo mucho que estaba orgulloso de mi, el sabia lo que había criado y por mi no se preocuparía porque sabia de la mujer que estaba formando. Y no tienen idea de lo mucho que lo amo y lo extraño, posiblemente hubieron consejos por recibir pero todo lo que me dejo a sido suficiente para mi y no cambiaría absolutamente nada de la vivencias con el. Porque puedo decir que el era el mejor papá del mundo y no saben lo mucho que disfrutaba simplemente escucharlo hablar o yo contarle los problemas que tenia cuando estaba en 6to grado. Es por eso sigo y seguiré diciendo que tengo el mejor papa del mundo.  Y digo tengo porque para mi sigue vivie en mis recuerdos y enseñanzas.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: